Dinero y constelaciones familiares

El dinero, prosperidad y abundancia

Uno de los mayores aspectos que se trabajan a nivel espiritual, además del amor por uno mismo, es la relación entre dinero, prosperidad y abundancia.

La abundancia y la prosperidad son una reacción del universo hacia una persona agradecida.

Se trata de tener lo que necesitamos en cada momento. Para nada es el acto de acaparar, guardar, amasar…

Es un estado interno. No tiene que ver con la cantidad de dinero que poseas.

Decir SÍ A LA VIDA, es fundamental para sentir la abundancia, la prosperidad y por supuesto el dinero que viene a través de ellas.

La Madre y el dinero

La madre es la primera conexión que tenemos con la abundancia.

En el momento en que estábamos en su vientre, ella nos proveía de todo lo necesario. 

Si conectamos con ese momento sintiendo gratitud, nos lleva a sentir también la gratitud hacia mamá. 

Con cada agradecimiento y transformación nos ponemos al servicio de la vida, sintiendo el equilibrio entre la energía de dar y recibir.

Tomar a la madre de un modo incondicional es la fuente de la abundancia, de la prosperidad económica, de la salud, éxito, amor.

Ese tomar lo damos a los demás, pareja, hijos, trabajo, amigos y con ello les damos lo que tomamos de los padres. Es una forma sana de dar.

Así, la vida nos lo compensa y agradece con más abundancia.

Además, de una generación a otra, traemos conceptos conscientes o inconscientes sobre lo que el dinero significa en realidad.

Cuando aparecen problemas con el dinero, las deudas, y la carencia, es necesario revisar los pensamientos, los patrones familiares y el concepto de la abundancia.

En ocasiones es necesario buscar herramientas para hacerlo diferente, de cómo lo hicieron en tu sistema de origen.

Respetar el destino de cada uno de los miembros, sus carencias y su prosperidad te permite ser libre para conectarte con la riqueza y el dinero.

¿Qué es el dinero, prosperidad y la prosperidad en lo espiritual?
¿Cómo se relacionan?

Estos términos están íntimamente relacionados entre sí y por lo general uno conduce al otro, aunque tienen matices que los diferencian:

1. El dinero

El dinero es un intercambio por un bien o por un servicio, y que genera riqueza. La riqueza es una cualidad, un aspecto positivo para ser alguien rico.

Ésta no solo se refleja en muchos ceros en el banco, sino en la constancia, fluencia y felicidad que se siente y como se vive la relación con el dinero.

Es decir, si alguien se siente agradecido porque tiene una repostería y vende todos los días más de 5 pasteles; la cual es su meta para sostener el negocio y ser feliz. Esto lo mantiene siempre positivo

Pero si esta persona, en vez de tener pensamientos positivos y constantes que creen cierta realidad, piensa “no sé cuántos pasteles puedo vender”, “no estoy seguro si mi producto sea suficiente”, entonces lo que va a ocurrir es que venda cada vez menos.

Recuerda que, el dinero es materia; y se da en con el intercambio de algo vinculado a la energía de las personas, por lo que se “agradece con dinero el esfuerzo”. Igualmente, si eres el proveedor, no solo pagan por tu producto, sino por la parte de tu espíritu que entregas en el intercambio.

2. La abundancia

La abundancia se refiere a tener lo necesario en cada momento y no tiene que ver con la cantidad de dinero.

Así, en la medida de tus propias ideas y lo que creas posible para ti, así será el tipo de abundancia que tengas. 

En estos casos, se invita a hacerse preguntas relacionadas con lo que opinas cuando trabajas, cuando gastas el dinero, y cuando te organizas económicamente. Analiza cuál es tu postura frente a eso y la forma en la que te sientes.

De este modo podrás observar si gastas con negación o si trabajas por obligación. Es la conducta frente a las actividades económicas lo que siembra tu abundancia. Entonces, ¿quieres una abundancia en riqueza o en desdicha? Piénsalo…

3. La prosperidad

Este es el concepto que más se relaciona con un bienestar general. Puede ser un producto de la riqueza y la abundancia, pero también se construye con la humildad, la bondad, el amor y el respeto.

La prosperidad es lo que sintoniza o se construye a medida de lo que eres y lo que das, es un estado del ser expresado en el verbo “Yo Soy”.

Como se vincula con el propio ser, tiene una cualidad intrínseca con el merecimiento, la consciencia del propio valor, y los ideales de valores como el compartir, la generosidad, y la relación armónica con el todo.

Así, tu prosperidad será relativa a lo que das: “porque das lo que eres, y recibes en proporción a ambas cosas”. 

Por eso, se relaciona directamente con tus capacidades y cualidades, pero sobre todo con tus emociones, tu energía y lo que transmites al universo.

La diferencia entre el dinero, la prosperidad y la abundancia

El dinero es un intercambio de energía; la abundancia es la cantidad de bienes materiales o de relaciones, que recibes en función de tus pensamientos y tu disposición a intercambiar energía, y la prosperidad es el bienestar que sientes por sentirte abundante y con riqueza.

Así, se relacionan involuntariamente, pero cada uno representa una etapa o una herramienta espiritual que se relaciona ya sea con un aspecto más físico, otro con el aspecto mental y el último término, que es un estado de bienestar global que incluso excede el aspecto económico.

Sin embargo, se puede crear una relación saludable con cada uno de estos 3 conceptos, y aunque son diferentes entre sí, trabajan como causa y efecto: una se desarrolla según la anterior.

El dinero, prosperidad y abundancia según las constelaciones familiares

Según las constelaciones familiares, nuestra relación con cosas o personas del vínculo cercano: la madre o el padre, las enseñanzas, los ideales gestados, e inclusive las propias frustraciones que nos heredaron, influyen en el dinero, prosperidad y abundancia

En caso de la abundancia y la prosperidad, es la madre quien normalmente rige estos aspectos, por lo que las constelaciones familiares se encargan de revisar el patrón femenino de sucesión, para conocer rasgos comunes en los obstáculos para obtener riqueza o dinero.

También podemos incluir la prosperidad o sensación de bienestar. Tal vez el problema no está en la fuente económica, sino en qué se hace con el dinero, y si proviene de un trabajo que nos hace felices o, por el contrario, es algo esclavizante.

Si existe o no una traba genealógica, esta viene determinada por la relación con los padres, la cual será en función de la que ellos tuvieron con sus propios progenitores. 

Pero… ¿Por qué esto? Pues, son los padres quienes dan la vida, por lo que honrar y agradecer su labor se traduce en términos espirituales con ser prósperos.

Si te percibes y piensas como alguien abundante, entonces estarás diciendo que estás al servicio de la vida, mejorando la sintonía del universo y colaborando con la creación armónica, tal como tu mamá lo hizo cuando te concibió. 

En caso de que existan frustraciones respecto al amor, el valor o la aceptación, eso mismo se estará expresando sobre el universo, asunto que creará dificultades para sentirse exitoso.

Las constelaciones familiares, entonces, van dirigidas a sanar la relación con los padres para conectarse con la vida, y, por tanto, con el dinero. 

Considerando que dar vida es el acto más grande de amor, es desde este mismo lenguaje que todo funciona mejor: amas cuando agradeces, cuando eres bondadoso, y cuando te desprendes de los bienes materiales.

Mientras que la apertura emocional sea mayor en una persona, más amor se estará mostrando al universo, algo que se agradece y por ello se recompensa haciéndote feliz a través del dinero, prosperidad y abundancia.

No habrá sensación de confort mientras se reniegue el trabajo de los padres, así que el primer paso, además de mirar los pensamientos, es comenzar a aceptar y amar la vida, para que desde esta vibración el universo te condecore con dinero, prosperidad y abundancia

Claves para tener riqueza, prosperidad y abundancia en tu vida

Aunque ya mostramos una forma de solucionar los bloqueos en cuanto a prosperidad y en la relación con el dinero, hay ciertos consejos que puedes aplicar desde hoy para obtener cambios en tu sensación de abundancia:

No tienes, ¡eres!

En principio, más que tener, debes saber que la tenencia es subjetiva y temporal. Mientras que, si te conviertes en alguien con riqueza, próspero y abundante, estarás cambiando tus pensamientos desde raíz, manteniendo una relación constante con la vida.

Modifica tus creencias

Hay muchos ideales restrictivos como: “hay que trabajar duro para tener dinero”, cosa que están en tu inconsciente y haciéndote creer que debes tener sacrificios por abundancia; pero, el dinero es lo que te corresponde por amar la vida, como ya te comentamos.

Llénala con expansión

Cuando limpies todos los ideales que frenan tu apertura espiritual, transformarás esas ideas en otras llenas de prosperidad; tales como “El dinero fluye libremente y en abundancia en mi vida”, “Soy una fuente inagotable de ingresos” o “Soy amor, y amor recibo”.

Ofrécete al Universo y sus oportunidades

Saca las ideas y las expectativas e imagina la vida que quieres, escríbela y deja que el tiempo guíe tu camino. No te resistas y sé consciente de tu relación con el mundo y la vida…

Recuerda que, sanando tus heridas, tus emociones y las frustraciones personales, romperás los bloqueos energéticos que obstaculizan tu relación con el dinero, prosperidad y abundancia, al mismo tiempo que la potencian para una existencia feliz… ¡No esperes más!

Deja tu comentario o pregunta, te responderé con la mayor brevedad posible.

Te envío un abrazo,
de corazón a corazón,
Ramon

Si deseas profundizar en tu prosperidad, abundancia, relación con la madre, el padre y la vida, te propongo la formación Playterapia® online , en la que aprenderás desde un enfoque sistémico a utilizar los muñecos Playmobil® en sesión a través de un proceso personal y profesional.

Cómo parte de mi formación y proceso vital, te comparto en forma de artículos, mis aprendizajes y concepciones sobre diversos temas relacionados con el crecimiento personal.

El método Playterapia® es una actividad complementaria, que el cliente escoge libremente para el crecimiento personal o profesional. En ningún caso sustituye cualquier tratamiento sanitario, psicológico o psiquiátrico.

Ramon Alsina Artigues no es un profesional titulado de la psicología y, por lo tanto, no da consejos sanitarios ni terapéutico sustitutivos a los de un profesional de esa área, así mismo tampoco recomienda finalizar ningún tratamiento en activo.

2 comentarios

  1. Muy bien definido el dinero, la prosperidad y la abundancia, muchas gracias porneste interesante texto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Guía Playterapia®

Cómo utilizar los muñecos en sesión individual

Responsable: Ramon Alsina, siendo la Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Active Campaign  fuera de la UE en EEUU y acogido al Privacy Shield. Ver Política de Privacidad de Active Campaign.  Podrás ejercer tus Derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en ramon@ramonalsinartigues.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Para más información consulta mi Política de Privacidad.