Ramon Alsina- Playterapia

Los hijos crecen – Terapia con muñecos

Los hijos crecen más de lo que los padres nos damos cuenta, hasta llegar el momento en que deben salir del sistema familiar de origen para crear su propio sistema con otros iguales.

Mis hijas se hacen mayores, crecen. Anuk nació en 2004 y Cloè en 2008 y en ocasiones la sensación de pérdida me invade, se convierte en un duelo interno, ya que me doy cuenta de que ya no me necesitan.

Esto me conecta con una tristeza profunda, y recuerdo el típico comentario:

“Disfrútalas al máximo que crecen muy rápido”
Cuanta razón…

Son dos jóvenes autosuficientes. Si sus padres desaparecieran, ellas tendrían sus recursos para afrontar la vida.

“No necesitan a papá y a mamá para vivir.”

La evidencia de que los hijos crecen más de lo que los padres crecen

Recuerdo como si fuera ayer, aquellos momentos en que eran bebés o niñas y dependían de nosotros

  • Cambio de pañales
  • Ir a la guardería
  • Llevarlas al parque
  • Darles la comida
  • Jugar con ellas
  • Enseñarles a leer

Y muchos otros acontecimientos diarios que me conectaban con esa sensación de ser “imprescindible”

Hoy no es así. Ellas hacen su vida, con la supervisión de mamá y papá.

  • Escogen sus amistades
  • Toman sus decisiones
  • Gestionan su economía
  • Cometen sus errores
  • Se abren o no al amor

Esta es la suerte de que los hijos crecen más que los padres y se abran a nuevos sistemas, apartándose del sistema de origen.

En la Formación Playterapia® en la que enseñó a utilizar los muñecos de Playmobil® en sesión individual de terapia.

Hay claros ejemplos en los que a través de los juguetes terapéuticos se muestra el tránsito en el que un adolescente sale del sistema de origen con papá y mamá como referentes, a buscar esos referentes en otros adolescentes u otras personas fuera del círculo en el cual han vivido y relacionado hasta ahora.

En la etapa de la adolescencia y la juventud, la persona necesita encontrar en una pandilla, un grupo, hoy en día las redes sociales, todo aquello que necesita para acabar de formar su propia personalidad.

La dificultad para soltar a los hijos cuando crecen

Como seres sistémicos, la dificultad en las relaciones, también se manifiesta en el momento de soltar a nuestros hijos.

Somos hijos que vivimos traumados por momentos de nuestra infancia y estamos en una lucha constante con nuestro papá y nuestra mamá.

Somos padres que vivimos traumados intentando hacerlo mejor que nuestros progenitores, para demostrarles “yo lo sé hacer mejor que tú.”

En este rol de adulto herido que está queriendo demostrar que tiene la razón, se crea una dependencia emocional.

Siempre tendemos a depender emocionalmente de alguien, ya sea:

  • Un hijo
  • Una pareja 
  • Un familiar
  • Un padre o una madre

Los hijos en cuanto nacen y en sus primeros años de vida dependen de sus padres, para la supervivencia.

Un bebé humano, cuando nace, no puede hacer nada por sí mismo, al contrario del resto de los animales, que son autosuficientes casi enseguida.

El dolor de una madre para soltar a su hijo que crece más de lo que se imagina.

Hace algunas sesiones vino una clienta, para comentarme su situación.

Durante la entrevista de la terapia con muñecos de Playmobil®, me explica que:

  • Su hijo dependía mucho de ella
  • No avanza en la vida
  • Comete muchos errores
  • Expresa mucha ira hacia ella
  • Está enfadado con la vida

Además, me cuenta que tiene otra hija mayor que:

  • Vive de forma independiente desde hace 11 años
  • Tiene trabajo estable
  • Tiene objetivos a medio y largo plazo
  • Mantiene relaciones personales sanas

Como puedes ver, son dos hijos de la misma madre y padre con modelos de vida totalmente diferentes.

En ningún caso es culpa de los padres

Cada uno de nosotros vivimos la vida de una forma distinta a nuestros hermanos.

Cuando le pregunto sobre el padre me explica:

  • Murió hace 10 años
  • No tenían relación 
  • Habían vivido situaciones complicadas en la pareja
  • Habían tenido que huir del núcleo familiar para protegerse
  • Les había dejado muchas deudas pendientes

Después de escuchar el relato, le propuse que buscara unos muñecos Playmobil® que los representaran a cada de ellos  y los posicionara en la tabla.

La imagen inicial de los juguetes terapéuticos fue totalmente reveladora.

Posicionó a sus dos hijos de 31 y 24 años como dos criaturas.

Además, no se dio ni cuenta de ello hasta que después de hacer las observaciones de cómo estaban las figuras, hacia donde miraban y que pensaban, se lo mostré.

Su imagen interna, era que veía a sus hijos adultos como criaturas, y esto mostraba una dependencia emocional de la madre hacia ellos.

Entra en este vídeo para ver cómo transcurrió la sesión de Playterapia- Terapia con muñecos de Playmobil®

Cómo afrontar cuando los hijos crecen

Cómo padres debemos integrar estos 4 aprendizajes vitales, para afrontar cuando nuestros hijos crecen más de lo que creemos.

Deja de poner en tus hijos tus frustraciones y déjalos libres

Como padres solemos cargar con nuestros sueños no cumplidos a nuestros hijos, y proyectamos en ellos nuestras carencias, inseguridades y frustraciones. Les pedimos que sean perfectos, tanto que demuestren al mundo que lo hemos hecho muy bien.

Para nuestros hijos, tanto niños como adultos, es demasiada responsabilidad y les puede llevar a una autoexigencia demasiado pesada. Ni tu hijo va a ser Messi, ni tu hija va a ser la niña perfecta.

1. No intentes cambiar o modelar a tus hijos; son como son

Cuando en sesión individual alguien me dice: 

-“Conozco muy bien a mis hijos y sé que esto no lo harían”

les digo: 

-“¿Cuándo tú eras adolescente, se lo contabas todo a tus padres?” 

-“No, que va” 

-“¿Entonces esperas que tus hijos te lo cuenten todo y que sepas cómo son?… baja a la tierra.”

Tus hijos son como son y no como te gustaría que fueran, al igual que tus padres son como son y no como te gustaría que fueran.

En este caso te toca apechugar y aceptar lo que hay, y lo más importante es que te aceptes a ti misma tal como eres. Si lo consigues, tus hijos tomarán ejemplo.

2. No eres responsable de la felicidad de sus hijos

Sí, la has cagado mil veces. Seguro que has hecho cosas de las que te arrepientes y quizás te avergüences de por vida, aunque se puede cambiar y se puede hacer distinto.

Todos, absolutamente todos, hemos vivido situaciones difíciles en nuestra existencia y de ellas salimos reforzados. Seguramente se debe pasar por un proceso de autoconocimiento y crecimiento personal, aunque te aseguro que al final cada uno es responsable de su propia vida y destino.

Tus hijos se hacen adultos y deben lidiar con las experiencias que han vivido y si no pueden sostenerlas, buscar ayuda externa para solucionar sus problemas o conflictos.

3. Tus hijos crecen y te quieren… a su manera

Tus hijos te quieren a su manera, al igual que tú quieres a tus padres a tu manera. Nadie está obligado a querer a otra persona, aunque ésta, sea alguien con quien tenga vínculo.

Es importante dar el lugar que corresponde a cada persona en nuestro sistema familiar.

También, en muchas ocasiones, reconocer que hay un vínculo es suficiente y es un paso imprescindible para conseguir conectarnos con el amor.

Si los quieres, en su etapa adolescente y joven, lo mejor es cortar el cordón umbilical emocional que te conecta con ellos y ofrecerles la posibilidad de volar y que cuando se caigan, tengan un nido para recuperar fuerzas.

Es el momento de dejar de dar para que ellos conecten con su fuerza.

4. Mira a tu hijo como un ser humano

Libéralo de toda responsabilidad de hacerte feliz. No es tuyo, es de la vida y deber recorrer su propio camino aunque sea duro.

Como humanos, tus hijos tendrán virtudes y defectos, luces y sombras, carencias y fortalezas…

Son tus hijos, esos seres maravillosos a los que viste nacer, y siguen habitando en el joven que se abre al mundo y a todas sus posibilidades.

Te escogieron como padre o madre y deberán aprender a romper los vínculos para poder volver a ti desde otro lugar.

En resumen…

  • Los hijos crecen mas de lo que los padres creen, para salir del sistema familiar de origen y crear su propio sistema con otros iguales.
  • En su adolescencia y  juventud, la persona necesita encontrar en un grupo externo, lo que necesita para crear su identidad.
  • La dificultad en las relaciones entre padres e hijos, también se manifiesta en el momento de soltarlos.
  • La imagen que nos muestran los muñecos de Playmobil® en terapia es muy reveladora, cuando la madre escoge una figura de niño para un adulto.
  • La imagen interna, de una madre que ve a sus hijos adultos, como niños, muestra una dependencia emocional hacia ellos.
  • Deja de manifestar tus frustraciones en tus hijos.
  • Evita cambiar o modelar a tus hijos.
  • La felicidad de tus hijos, no depende de ti.
  • Tus hijos crecen y te quieren… a su manera
  • Mira a tus hijos como a seres humanos, con defectos y virtudes.

Terapia hijos muñecos - Ramon Alsina
Sesión de Playterapia® – Terapia con muñecos de Playmobil® – Ramon Alsina

Si te ha gustado, deja tu comentario, te responderé en la mayor brevedad posible.

Te envío un abrazo,
de corazón a corazón

2 respuestas

    1. Hola Cecilia!
      Sí, imparto formación presencial y online en la que enseño a utilizar los muñecos en sesión individual y grupal.
      Puedes acceder a más información en escuelaplayterapia.com
      También puedes descargarte la guía gratis Playterapia® en ramonalsinartigues.com
      +34 663271106
      Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *