OCUPAR EL LUGAR EN LA VIDA

CONSTELACIONES FAMILIARES

Ocupar el lugar en la vida que nos corresponde,
es fundamental para que sintamos que todo tiene sentido.

PEP- Hoy hablamos de «Cuál es nuestro lugar en la vida.»

Ramon- Lo más importante es saber ocupar el lugar que nos corresponde en cada momento. Es un trabajo complicado, de prestar atención, pero puede hacerse.

PEP- Por ello una pregunta que deberíamos hacernos es ¿Quién somos o que rol ocupamos en cada uno de los sistemas? Y a partir de ahí desplegar nuestros potenciales…

RAMON- En el primer programa hablamos de la “necesidad de pertentecer a la tribu”. Esa pertenencia que buscamos todos los humanos, de pertenecer a un grupo mayor.
Y después de pertenecer, es importante que tengamos claro qué lugar debemos ocupar en cada uno de estos grupos, en cada una de estas tribus. En cada uno de estos sistemas, lo que nos ocurre muchas veces, es que ocupamos lugares que no nos corresponden.
Este poema de Nach: ”Dicen” lo explica un poco.

DICEN –Nach

Dicen que mis amigos dicen que soy un artista. 

Mis analistas dicen que soy pretencioso. 

Los más conocidos dicen que soy humilde. 

Mis amantes dicen que soy generoso. 

Mis libros dicen que soy un vago. 

Mis carteros dicen que soy un hipócrita. 

Mis descubridores dicen que soy distinto. 

Mis dolores dicen que soy un flojo. 

Mis hermanos dicen que soy el de siempre. 

Mis padres dicen que si estoy comen bien. 

Mis compañeros de profesión dicen que soy misterioso. 

Los más desconocidos dicen soy sociable. 

Mis manos dicen que soy un guarro

Y mis amigos dicen que soy un desastre.

Mis cojones dicen que soy un inútil. 

A mí me gustaría decir que soy lo que me apetece. 

RAMON- Debemos buscar el lugar que ocupamos. Todo empieza por saber de dónde venimos y hacia dónde vamos. Quiere decir que antes de que nosotros estuviéramos aquí, ha habido una serie de generaciones que han tenido que llegar antes. Han tenido que vivir unas situaciones que a veces pensamos que solo son nuestras y que solo vivimos en estas cosas nosotros.  Antes ha habido muchas personas de nuestro sistema que ha vivido situaciones exactamente igual que nosotros. Lo que fue en otro momento de tiempo.

Con anterioridad, ha habido unos bisabuelos, unos abuelos, unos padres, nosotros, y a partir de ahí los hijos,  nuestros nietos…

En una familia, cada miembro debe ocupar un lugar para que el sistema esté en equilibrio.

DE DONDE VENIMOS Y A DÓNDE VAMOS

Quiere decir que lo primero que debemos entender para ocupar un lugar en la vida, es ver de quiénes somos hijos.
Quiénes son nuestros padres biológicos, quienes nos llevan a la vida. ¿Quiénes son esos padres?
Entonces nosotros somos los hijos. Podemos partir de esa base.
Lo digo porque muchas veces renegamos de esos padres, ya que no lo hicieron como nosotros creíamos que debían hacerlo.
Frases como:

  • “Mis padres me provocaron mucho dolor y no les perdono”
  • “Podían haberlo hecho mucho mejor” 
  • “No saben lo que hacen” 


Y entonces como hijos nos ponemos en una posición de ponernos por encima de ellos. Ocupamos un lugar de arrogancia. Y lo que buscamos en este momento es cómo ser mejor que ellos. Y ahí se produce una arrogancia. Entonces ver el lugar de donde venimos es una buena manera de empezar a darnos cuenta de cuál es nuestro lugar en el sistema y en la vida.
PEP- No sé si la hacemos suficientemente esta reflexión. Este viaje de ir a nuestro árbol genealógico y ver de dónde venimos.

RAMON- Cada vez la hacemos más. Pero sí que es verdad que hay muchas personas que ni se lo plantean. Desde el  enfoque sistémico sí se tiene en cuenta a la persona desde donde viene y que ha tenido que ocurrir para que hoy esté aquí. A partir de esta mirada, muchas veces me doy cuenta que la persona está ocupando un lugar que no le corresponde. 

¿PORQUÉ OCUPAMOS UN LUGAR QUE NO ES EL NUESTRO?


RAMON- ¿Por qué ocupamos un lugar que no nos corresponde?
Un sistema es una serie de elementos que entre ellos se relacionan para crear un bien mayor.
Imagina que tú vives en un sistema familiar en el que el padre o la madre muere cuando tú eres niño.
Este sistema ha sufrido una pérdida, tiene un vacío y ese vacío debe llenarlo alguien. Entonces uno de los miembros del sistema se coloca en ese lugar para tapar ese vacío.
Todo esto es inconsciente, por supuesto.


Ahora imagina que son cuatro hermanos. Desaparece uno de los progenitores (muerte, abandono, nueva familia, no está presente) y uno de los hijos ocupa ese lugar, esa posición haciendo de padre o madre de sus hermanos.
Esto es para salvar al sistema en este momento. Pero cuando ocurre esto durante mucho tiempo y la persona no es consciente, repetirá ese mismo patrón durante muchos años, haciéndose cargo de lo que no le corresponde, incluso en otros sistemas (laboral, amistades, social…)

No es que esté mal ocupar ese lugar para poder “salvar” al sistema o a alguien que está en peligro. El problema se produce cuando esto se repite sistemáticamente y continuamente en la vida. Entonces nos hacemos mayores y nos encontramos con que seguimos haciendo de padres de nuestros hermanos y muchas veces de forma inconsciente siempre de pareja del padre o de la madre.

Ocupamos un lugar que no nos corresponde

PEP- Por tanto,  puntualmente puede ser necesario u obligado tomar un rol que no nos corresponde para salvar una situación hipotética como la que explicabas.

RAMON- SÍ, es necesario para salvar una situación. 

OCUPAR EL LUGAR EN UN PARTIDO DE FUTBOL

RAMON – Se me ocurre un partido de fútbol. Imagínate que en el minuto 92 un equipo de fútbol debe marcar un gol y entonces en ese momento el portero se va a la delantera. Por allí se cuelgan la pelota y con un cabezazo o con un rebote el portero marca el que da la victoria al equipo. Esto es un momento puntual.
Ahora imagina que el guardameta, en lugar de estar ocupando su lugar, su posición,  está todo el rato en la delantera. Entonces, en ese sistema de un equipo de fútbol se produce un desorden. Pues lo mismo ocurre con el sistema familiar o con el sistema laboral. 

SISTEMA LABORAL Y CÓMO OCUPAR EL LUGAR

RAMON- Trabajas en una empresa y un compañero se hace daño y esa vacante se debe suplir, se debe ocupar. Esto es un momento puntual. Ahora, cuando hay una persona que está siempre haciendo el trabajo de otro, aquí se produce el desorden. Y esto es lo que muchas veces no tenemos en cuenta. Y esto es lo que muchas veces nos hace perder nuestro lugar dentro de nuestra vida.

PEP- A menudo nos dejamos llevar por la corriente.

RAMON- SÍ, nos dejamos llevar por la corriente, por la corriente externa e interna, por esos patrones internos de repetición.

PEP-Me gustaría hacer referencia a una cita de una amiga. Dice así: “No sé cuál es la clave del éxito, pero la del fracaso, es intenta complacer a todo el mundo y no saber decir NO a tiempo.” Es decir, perderte en el otro, no saber cuál es tu rol, cuál es tu lugar.

RAMON-Una de las cosas que también tiene que ver con el lugar que ocupamos,  es aprender a decir NO.

Decir NO es sano, es un ejercicio de poner límites.

¿Cuándo debes poner límites?

  • En tu trabajo habitualmente haces más horas de las que te corresponden.
  • Cuando tu pareja tiene un comportamiento que te afecta.
  • Tus amistades se aprovechan de ti.
  • Si te invaden los límites.
  • ….

Lo mas sano es decir NO. Porque fíjate, al decir NO estamos diciendo SÍ, a nosotros mismos y al hacerlo ponemos límites y así ocupamos el lugar que nos corresponde.
Me digo que YO SÍ SOY IMPORTANTE.
Y con ello me recoloco, ocupo el lugar dentro de la pareja, del sistema, dentro de la vida y dentro del mundo en el que vivimos.

PEP-El objetivo, en todos los casos, ¿es mejorar nuestra calidad de vida y sobre todo la de las personas que nos rodean?

RELACIONES PADRES-HIJOS. CADA UNO TIENE SU LUGAR.

RAMON-Sí,  fíjate. Si yo como padre no estoy colocado en mi sitio, no ocupo mi lugar,  mis hijas sentirán que el padre no está presente y deberán buscar a un padre en otro lado. Si yo soy capaz de recolocarme,  de ver qué es lo que no estoy teniendo en cuenta para no ocupar el lugar que me corresponde, en ese momento cuando yo lo hago, mis hijas sienten tranquilidad.

Volvemos a lo mismo… en situaciones de crisis que nos provoca la vida, si debemos hacer un movimiento y dejar de ocupar el lugar por un tiempo.

Cuando un hijo dice a sus padres lo que debería hacer con su vida, o como lo debería haber hecho en un momento concreto, no está teniendo en cuenta que esa madre/padre tiene unas vivencias, y tiene unos cuantos años más.
Cada generación sufre unas crisis y otras. Ahora cuando yo veo lo que vivieron mis padres, puedo comprender algunas de sus decisiones,  porque ellos en ese momento vivieron una serie de situaciones y no estoy viviendo otras.

Y mis hijas vivirán otras. 

Cuando nosotros queremos colocarnos en momentos y en situaciones que no nos corresponden, lo único que hacemos es entrar en desorden y no ocupar el lugar en nuestra vida.

PEP- Y es que tendemos a complacer.

RAMON- Tendemos a complacer porque tenemos miedo de que no nos amarán tal y como somos. Tendemos a complacer y ocupar ese lugar que no nos corresponde. Entonces estoy perdido. Dejo de estar conmigo mismo. Todo esto tiene que ver con ese miedo interno de que si no cumplo no me van a querer.

PEP- Siempre hablamos a través de un enfoque sistémico y de lo que debemos tener presente, precisamente para que no ocurra esto. Cuando sabemos que esta no es nuestra mejor opción,  nuestro lugar… ¿Qué debemos hacer?

RAMON – Para mí lo más importante es conocer de dónde venimos, conocer nuestra historia personal. Ver qué patrones podemos estar repitiendo. Qué lealtades en el sistema podemos estar repitiendo. Y a partir de ahí, cuando somos conscientes de estas lealtades, es cuestión de cambiarlas. Esto es una primera parte.
¿Cómo se pueden cambiar?

5 TIPS PARA OCUPAR EL LUGAR

Lo primero que debe hacerse es respetar lo que hicieron los demás.
Si no, estamos haciendo las cosas de otra forma para ser “mejores que…” Y lo único que podemos hacer es HACERLO DIFERENTE, DISTINTO.

  1. Para saber cuál es nuestro lugar, miramos de donde venimos.
  2. En qué momento nos encontramos.
  3. Ver qué es lo que estamos repitiendo. 
  4. Cómo podemos cambiarlo. 
  5. Y a partir de ahí ver también cómo podemos cambiarlo en los demás sistemas. 

Porque recuerda que estamos hablando desde un enfoque sistémico y lo que no resolvemos en el sistema familiar, se manifiesta en otros sistemas. 

Y para ello es fundamental hacer un trabajo de mirar a ese niño o aquella niña que fuimos:

  • necesitado de complacer,  
  • que necesitaba ser humillado 
  • que necesita ser tenido muy en cuenta 
  • ….

y mirarlo con amor, con respeto, dándole el lugar.

AHORA ES EL MOMENTO PARA OCUPAR NUESTRO LUGAR EN LA VIDA

PEP- ¿Entiendo que no vale la pena esperar? Teniendo en cuenta también que solo tenemos una vida.

RAMON- SÍ, nunca es tarde para hacer el cambio. Y aquello tan típico de “Ya lo haré cuando sea mayor”…  Cuando te das cuenta la vida ha pasado y no hay nada peor de encontrarte en el lecho de muerte y pensar…

“¿Si hubiera mirado todo esto?”

“¿Y si en ese momento hubiera dicho BASTA?”

«¿Si en ese momento hubiese ocupado mi lugar?»

Nunca es tarde. Entonces, no esperemos. No esperemos a hacerlo mañana o después. No es fácil,  pero puede hacerse. Se puede recolocar, para ocupar el lugar, sabiendo que de vez en cuando te hacen bailar hacia un lado o hacia otro. También es parte del juego de la vida.

PEP- Nos quedemos con esta reflexión. Nunca es tarde para ocupar nuestro lugar en la vida. ¿Quieres añadir algo más?

RAMON- Lo que dirías es que es importante PERTENECER, despues OCUPAR EL LUGAR y ver si nos da fuerza. Si hay algo que no funciona en tu vida, no esperes a buscar una solución.

PLAYTALKS

Charlas para el bienestar emocional, desde un enfoque sistémico e integrador
para mejorar tu calidad de vida y la de tus seres queridos.

Deja tu comentario o pregunta y te responderé en breve.

Te envío un abrazo,
de corazón a corazón,

Ramon

Cómo parte de mi formación y proceso vital, te comparto en forma de artículos, mis aprendizajes y concepciones sobre diversos temas relacionados con el crecimiento personal.

El método Playterapia® es una actividad complementaria, que el cliente escoge libremente para el crecimiento personal o profesional. En ningún caso sustituye cualquier tratamiento sanitario, psicológico o psiquiátrico.

Ramon Alsina Artigues no es un profesional titulado de la psicología y, por lo tanto, no da consejos sanitarios ni terapéutico sustitutivos a los de un profesional de esa área, así mismo tampoco recomienda finalizar ningún tratamiento en activo.

6 comentarios

  1. Gracias.
    Creo que es muy importante tomar nuestro lugar en el sistema.
    Mi pregunta: ¿cómo trabajarlo desde el matrimonio?

    1. Hola Armida!
      Es muy importante tomar nuestro lugar en el sistema y en la vida.
      Cuando me preguntas ¿Cómo trabajarlo desde el matrimonio?, no sé si entiendo la pregunta, aunque voy a responderla.
      En un matrimonio es necesario que cada uno ocupe su sitio, para ello, se debe ocupar el lugar dentro del sistema de origen y si es necesario, cambiar los pactos con la pareja.
      Recuerda que en una relación de pareja, los dos miembros son iguales y deben buscar el crecimiento de ésta a través del movimiento de amor, del dar y del recibir.
      Espero haberte respondido.
      Gracias!

  2. Felicitaciones, he aprendido muchas cosas contigo y te doy las gracias pues viendo ,escuchandote me ha servido de mucha ayudada. Ya que estaba un poco triste por la pérdida fisica de mis seres queridos.Resaltando y consciente que la muerte es solo un cambio de traje a un lugar más tranquilo.y sin dolor .pues así me lo hicieron saber. Gracias por estar al servicio

    1. Hola Isabel!
      Gracias por tu testimonio. Me alegra que te haya servido de ayuda escucharme y ver la muerte de una forma distinta.
      Cuando miramos a la muerte y la respetamos, ésta nos permite acercarnos a la vida.
      Te envío un abrazo,
      de corazón a corazón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.