Tomar al padre. Constelaciones familiares

Al igual que a mamá, a papá también debes honrar su existencia, darle un lugar en tu corazón, respetando todo lo que hubo. Esto es tomar al padre.

¿Qué significa tomar al padre?

Tú eres quien eres gracias a una madre y a un padre que se “unieron” para darte la vida.

Eres 50% mamá y 50% papá, energía femenina y energía masculina. No puedes excluir ni rechazar a ninguno de los dos, por este motivo es necesario tomar a la madre y tomar al padre por igual.

Sí, a veces lo que te dan, quizás no sea de tu agrado, aunque cuando llegas a una edad adulta,  lo que hagas con tu vida sólo depende de ti y es absurdo que te pases los días, meses y años despotricando y culpando a tus padres de tu destino.

Al igual que la madre te da un tipo de energía que se relaciona con determinadas cosas de tu día a día, la energía de padre se relaciona con otras:

Desde las constelaciones familiares, el padre es:

  • La autoridad, firmeza, decisión.
  • De él tomas la fuerza para conseguir tus objetivos.
  • Te permiten poner límites.
  • Te ayudan a saber de dónde vienes y enfocarte a dónde vas.
  • Te ofrece usar tus capacidades a todos los niveles.
  • La posibilidad de tomar la energía del mundo, que te hace ir hacia fuera.
  • Concretar proyectos, salir del nido, avanzar en tu vida 
  • Enfocarte en la parte más social y laboral.
  • La ayuda para tener un pensamiento lógico, lineal y matemático.
  • La determinación a empezar nuevas relaciones, emigrar, cambiar de trabajo para prosperar…

Total… que si te enfadas con tu padre, lo rechazas o lo excluyes, estás rechazando a la mitad de ti.

No tomar al padre hace que mirar hacia tu futuro y avanzar sea muy complicado.

Si lo piensas, estás aquí por la aportación de papá que te dio la vida al unirse al óvulo de mamá, sin él no estarías aquí. Sin él estás perdida, en la vida.

Desde la gestación, tu relación con mamá es mucho más estrecha que con papá, con él esta relación tuvo que ser hecha posteriormente al nacimiento.

Según Bert Helllinger, al padre se le toma a través de la madre. Es ella quien deja o no tomarlo.

Hay ocasiones en que mamá excluye de una forma u otra a papá, a través del menosprecio, apartarlo de sus hijos o no permitiendo la relación padre-hijo.

Esto conlleva consecuencias a posteriori.

¿Cuáles son las consecuencias de la exclusión del padre?

Cuando una madre impide que un hijo tome a su padre, le está negando el éxito social, le quita fuerza, le crea una personalidad llena de estrés y hace que pierda el equilibrio interno de las dos partes. 

Rechazar o excluir al padre hace que te quedes atascado en esa energía de lucha.

Aparecen las críticas constantes y un reclamo desde el niño, no desde el adulto. Con este reclamo sigues pidiendo lo que no te pudo dar en su día.

Puede manifestarse a través de ciertas adicciones, como el alcohol, el tabaco o algunas drogas. 

Tomar al padre a través de la madre

La madre da protección,  cuidado y abre a una supervivencia desde su útero.

Si la madre ve al padre con amor, reconociendo en él un hombre con un linaje masculino lleno de fuerza, reconoce también a sus antecesores. 

Si es así, el hijo o la hija puede ir hacia el padre con fuerza.

Por este motivo, el primer paso para tomar al padre, es tomar a la madre. 

Tomar a mamá es tomar la vida tal cual es y al hacerlo, ella te da el permiso para tomar a papá.

Es la madre quien incluye al padre en el corazón de los hijos. 

Si anteriormente mamá no te dio el permiso para tomarlo, quizás fue porque estaba enfrentada a el de una forma implícita o explícita.

Es fundamental para hacer estos pasos de tomar a la madre y al padre tener integrados los Órdenes del Amor

Mi padre

Durante 20 años, sentí que mi padre nos hacía la vida imposible:

Broncas, hostias, máxima exigencia, desprecio y amenazas de muerte y de suicidio.

Digo durante 20 años, porque un día tomó la decisión de acabar con su vida.

Al hacerlo sentí una gran tranquilidad, mi vida ya no corría peligro (al menos por lo que a su parte se refería) 

Aunque nada más lejos de la realidad… excesos con el tabaco, alcohol y situaciones que me acercaban a él hicieron que pusiera mi vida más de una vez en peligro.

Fue al empezar la formación de constelaciones familiares que me di cuenta de que tenía un tema importante a sanar con mi padre.

Después de un largo proceso de agachar cabeza ante la vida, el destino y la muerte sentí que había hecho el proceso de tomar a mi padre.

No es un cambio de un día para el otro, no funciona así. 

Es un proceso interno de colocarme en mi lugar y asentir a todo lo que fue, sin cambiar nada. 

Sí, fue duro, y fue así. 

Durante muchos años, mientras él estaba vivo,  mi madre nos mostró una imagen de papá como un ogro, violento, celoso y dañino.

Quizás era así, pero ese era su pacto, el pacto que les unió hasta la muerte de mi padre.

Después del suicidio dejó de hablar de esa forma de mi padre.

A medida que yo iba haciendo mi proceso personal, mamá me mostraba una cara nueva en ella.

Después de haber vivido esas situaciones dolorosas que casi nos cuestan la vida al resto de la familia, la foto de su boda siempre ha estado en el comedor de casa.

Al principio yo no era capaz de comprender por qué tenía esa foto ahí de una persona que nos había dañado tanto.

Al cabo de los años, me di cuenta de que en lo más profundo lo que había entre ellos era amor y que a través de esa imagen, mi madre me daba permiso para tomar a mi padre.

Soy el mayor de 4 hermanos (vivos) y el único que ha hecho trabajo personal… en más de una ocasión, mis hermanos me han reconocido que el proceso hecho por mí, les ha permitido “hacer las paces con papá”.

Mi madre nos enseñó cómo tomar a nuestro padre… hasta el punto de pedirnos que el día que muera, quiere ser enterrada a su lado.

¿Cómo se toma al padre?

Aquello que te gusta y aquello que no te gusta de papá, también está en ti. 

Tomar al padre es asentir tal y como es, con sus luces y sus sombras. 

Con ello consigues la paz y puedes cambiar lo que no te gusta de ti. 

Tomar a tu padre te permite hacer tu vida de la mejor manera, tomando tu responsabilidad y hacer por ti lo que hasta ahora le has exigido a él.

Al tomar al padre:

  • Consigues más claridad mental.
  • Tienes la capacidad de poner y ponerte límites.
  • Posees la fuerza para tomar decisiones.
  • Te aporta la capacidad de sentirte en paz contigo.
  • Te da la facultad para empezar negocios.
  • Obtienes más fuerza para afrontar tus objetivos.
  • Avanzas hacia la adultez.
  • Afianzas relaciones
  • Viajas y conoces otras partes del mundo.
  • Encuentras tu proyección social. 
  • Trabajas en lo que te gusta.
  • Plasmas la creatividad de lo femenino con claridad y fuerza.

Bert Hellinger y la carta a su padre

Bert Hellinger, creador de las constelaciones familiares, compartió una carta que escribió a su padre.

 “Querido papá:

Tanto tiempo no supe lo que me faltaba en lo más íntimo. Tanto tiempo estuviste tú, querido papá, desterrado de mi corazón. Tanto tiempo fuiste como un simpatizante más, que pasé por alto, porque mi mirada se mantenía dirigida hacia algo distinto, hacia algo Mayor, así es como me lo imaginaba. 

De pronto regresaste a mí desde la lejanía, porque mi mujer Sophie te llamó. Ella te vio y tú hablaste conmigo a través de ella. Cuando pienso lo mucho que, tantas veces, me consideré superior a ti, lo mucho que también te temí, porque a menudo me golpeaste dolorosamente; y lo mucho que te desterré de mi corazón. SÍ tuve que desterrarte, porque mi madre se interpuso, entonces siento hasta ahora, en lo vacío y lo solitario que me había convertido y que me encontraba, como apartado de la vida plena. 

Pero ahora regresaste a mí como de muy lejos, cariñosamente y a distancia, sin intervenir en mi vida. Hasta tan sólo ahora comienzo a captar, que fuiste tú, quien día a día aseguró nuestra supervivencia, sin que hayamos sentido en el fondo, cuánto amor se desbordó de ti hacia nosotros, siempre de la misma manera, siempre en vista de nuestro bienestar y no obstante, como excluido de nuestros corazones.

 ¿Alguna vez te hemos dicho lo fantástico que fuiste como nuestro padre? La  soledad te rondó y como quiera permaneciste cuidadoso y cariñoso al servicio de nuestra vida y de nuestro futuro. Nosotros lo tomamos como natural, sin valorar jamás, lo que a ti te exigía. Ahora me brotan las lágrimas, querido papá. 

Me inclino ante tu grandeza y te tomo en mi corazón. Tanto tiempo estuviste como excluido de él. Tan vacío se encontraba sin ti. También ahora te mantienes a cierta distancia, en forma amable, sin esperar algo de mí que quite un tanto de tu grandeza y tu dignidad. 

Tú sigues siendo el grande como mi Padre, y yo te tomo y  todo aquello que te debo, como el hijo por ti amado.

Querido papá, Tu Toni*”

*Así llamaban a Bert Hellinger en su casa cuando era un niño.

Oración para tomar al padre

Si quieres tomar a tu padre, te propongo un ritual con  esta oración. Te ayuda a tomar a tu padre tal cual es, tal como fue, con todo. 

Al hacerlo tomarás su fuerza, la vida, agradeciendo todo lo que te dio y también lo que no te dio.

Así podrás dar tu fuerza, sabiduría, presencia a tus hijos, amigos, compañeros.

Recítala tantas veces como la sientas en voz alta frente a la foto de tu padre.

Permite que el lenguaje haga su proceso de sanación, siente todo lo que en tu interior se manifiesta, sin evitarlo. 

Puedes hacerla con mamá y con papá, cambiando la palabra.

Oración al amanecer de la vida

Querido papá

La tomo de ti, toda entera

Con todo lo bueno y con lo malo

Y la tomo al precio entero que a ti te costó 

Y que a mí me cuesta

La aprovecharé, para alegría tuya

Y en tu memoria

No habrá sido en vano

La sujeto firmemente y le doy la honra

Y si puedo, la pasaré, como lo hiciste tú

Te tomo como mi padre 

Y tú puedes tenerme como tu hijo/a

Tú eres el verdadero para mí y yo soy tu verdadera/o hija/o

Tú eres el grande y yo el/la pequeño/a

Tú das, yo tomo

Querido papá:

Me alegro de que hayas elegido a mamá

Vosotros dos sois los únicos para mí. ¡Sólo vosotros!

En resumen…

  • Eres mitad mamá y mitad papá, energía masculina y femenina. No puedes excluir ni rechazar a ninguno de los dos, por este motivo es necesario tomar al padre y a la madre por igual.
  • No tomar al padre hace que mirar hacia tu futuro y avanzar sea muy complicado.
  • Al padre se le toma a través de la madre. Es ella quien deja o no tomarlo.
  • Si una madre impide que un hijo tome a su padre, le niega el éxito social, le quita fuerza y hace que pierda el equilibrio interno de las dos partes.
  • Si la madre ve al padre con amor y reconoce también a sus antecesores masculinos, permite que el hijo o la hija pueda ir hacia el padre con fuerza.
  • Tomar al padre es asentir tal y como es, con sus luces y sus sombras. 
  • Tomar a tu padre te permite hacer tu vida de la mejor manera, dese un lugar de responsabilidad adulta.
  • Al tomar al padre consigues la paz interna y puedes cambiar lo que no te gusta de ti.

Si te ha gustado, deja tu comentario o pregunta y te responderé con la mayor brevedad posible.

Te envío un abrazo de corazón a corazón.

2 respuestas

  1. Gracias Ramon, me ha llenado el alma este artículo . Cada vez voy comprendiendo con Más amor que gracias el puente de creación que unen nuestros padres, podemos tomar el regalo de la vida y la existencia en este planeta. 🙏🏻Así nuestra vida va acercándose más a la verdadera plenitud que todo ser humano busca siempre afuera pero hasta que no coloca su interior no encuentra 🙌😍

    1. Gracias a ti, Tania. Cada uno de nosotros, somos un regalo de la vida y tomarla a través de los padres, nos facilita vivir de manera distinta.
      Es verdad que buscamos fuera, lo que tenemos dentro. Cuando nos damos cuenta, aparece una mayor comprensión de muchas cosas.
      Te envío un abrazo
      de corazón a corazón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *